CUADERNO DE CAMPO DE THEOTOKOPOULOS: EL CABALLERO

El Caballero. Modelo Buho Vegas. Coordinación: Pedro Pablo Salvador. Creación Artística:  Eugenio H. Vegue. Daniel López Vázquez. Nacho Gómez Ramírez. Yolanda Pinilla Lombardero. Estilismo y Vestuario: Antonio Aguado.
El Caballero. Modelo Buho Vegas. Coordinación: Pedro Pablo Salvador. Creación Artística: Eugenio H. Vegue. Daniel López Vázquez. Nacho Gómez Ramírez. Yolanda Pinilla Lombardero. Estilismo y Vestuario: Antonio Aguado.

CUADERNO DE CAMPO DE THEOTOKOPOULOS.

NOTAS PARA DOCUMENTAR UN PROYECTO FOTOGRÁFICO:

EL CABALLERO DE LA MANO EN EL PECHO

 

Es obvio. La elección de este icono ha estado en mi mente desde el momento en el que supe que me embarcaba en un nuevo proyecto fotográfico: esta vez sobre el Greco. Claramente, todo el equipo coincide en la selección de esta obra con una sola voz. Sin embargo, recuerdo cómo fue Antonio Aguado el que tuvo una visión casi clarividente del personaje exacto y del vestuario preciso que se adecuaría a la reinterpretación del cuadro. Cuando contemplamos a Sergio: “Búho Vegas”, sentimos que encajaría como un guante en el perfil del personaje con una pátina de modernidad en su rostro, potenciándolo aún más con sus tatuajes y sus pendientes. Éste es el sexto sentido de Antonio.

 

La sesión tiene lugar en casa del pintor y ceramista toledano Pablo Sanguino, amigo personal desde hace más de veinte años, y uno de los benefactores y colaboradores más fieles de todo el proyecto. Sin Pablo (y Chema, claro) y otro puñado de buenos amigos, nunca soportaríamos las condiciones de precariedad en las que estamos trabajando. Pero eso nadie lo sabe.

 

Aún, es temprano. El Búho estará aún en el tren de Madrid a Toledo. Uge, Nacho y Dani llevan los esquemas de iluminación muy trabajados desde la sesión preparatoria que realizamos siempre antes de cada sesión definitiva. Como un equipo de perfeccionistas obsesivos, repasamos con persistencia el protocolo de trabajo: como un mantra. Ya está todo a punto. Nacho revisa su cuaderno de notas de iluminación. Dani y Uge observan el brillo de la textura del fondo que han pintado como chamanes del color. Yolanda estudia los pequeños detalles de la escena y documenta todo cautelosamente. Yo intento barrer con la mirada interior todo el equipo de trabajo. Me peleo con el motor de enfoque de la Nikon D600 (¡una pena!) y comprobaba los cables del Mac (el que nunca me falla), donde capturábamos cada toma. Estoy ligeramente agitado, aunque con la confianza de que como equipo de trabajo nada se nos resistirá: cuando un grupo humano con experiencia y compromiso quiere conseguir algo, todo funciona. Hoy, se percibe en el ambiente. […]

 

Antonio baja por las escaleras con Buho ya maquillado y prácticamente vestido. Hacemos algunas tomas. Nacho me apunta algunas cuestiones sobre iluminación y enfoque. Está muy serio. Eso es bueno. Dani aguanta la tensión y analiza la escena para decir la frase que está conteniendo en el momento oportuno. Uge escanea con la mirada toda la escena, atento a la postura de Búho Vegas. Antonio coloca unas arrugas en el traje y sube ligeramente la gola en la que se ha dejado las manos cortando el metal durante horas, Yolanda documenta con su particular visión del mundo. […]

 

Miro por el visor y los ojos del Búho me traspasan, siento la magia de la fotografía. Todos sabemos que la foto está a punto de caer. Dani ilumina los ojos:

 

- ¡3! … Miro de reojo a Renata Takkenberg que junto a Pablo Sanguino nos acompañan. Federico Takkenberg absorbe el instante sentado en un lugar discreto, apoyándonos de algún modo.

 

- ¡2! … Antonio Aguado está sereno, Chema mira desde el patio fumando tranquilamente. Dani apaga el led de enfoque, Yolanda se detiene. Uge contiene la respiración junto al portátil.

 

- ¡1! … Buho Vegas se transforma en el caballero en esos segundos finales en un ejercicio de empatía que atraviesa el tiempo.

 

- ¡0! …

 

Luz blanca

que baña

con fotones

una mano

pálida.

 

Todos corremos a ver la pantalla del ordenador. Oímos nuestros latidos a lo largo de los segundos que transcurren hasta que cargan el pixel más rezagado. De repente una eclosión de emociones primarias se dispara frente a las señales: enfoque perfecto, nitidez en el ojo, la luz en su sitio, el traje clavado, la expresión excelente, el encuadre encajado… Lo sabemos. Funciona. Está hecha. Esto da sentido a todos nuestros esfuerzos. Es la foto.

 

Pedro Salvador

Coordinador

www.toledogreco.es

 

 

PRÓXIMA ENTREGA: LA VERÓNICA, VIERNES 14 DE MARZO

Escribir comentario

Comentarios: 0

 Pedro Pablo Salvador Hernández · Callejón de Menores, 6 · 45001 · Toledo · 648180259 · ppsalvador@me.com