La ley del equilibrio

 

Dicen que es fácil conseguir que se cumplan tus sueños. De hecho, probablemente, mientras estás leyendo este texto podrás sentir una profunda emoción. Y, quizás, es fácil que notes una energía creciente en tu interior a lo largo de la lectura: Se denomina sintonización.

 

Me decía un viejo chamán en los Andes que sus ancestros contaban que un médico kayawaya les reveló que el secreto de la buena vida consistía en pedir sólo lo que necesitabas y dar sólo lo que te pidieran. Curioso, conocimiento en estado puro extraído de las leyes de la naturaleza indígena.

 

Me pregunto si vas percibiendo cómo somos la energía de las palabras o el flujo de la naturaleza. Y lo somos siempre. Haz la prueba, si respiras tres veces profundamente, uno, dos, tres… es posible que empieces a sentir un bienestar y, por consiguiente, se produzca un pequeño cambio en tu interior, beneficioso para ti, y para tu salud espiritual. Se denomina integración.

 

Tu mente tiene un poder mucho más intenso de lo que nunca has soñado, ¿no crees que está claro? Puedes intentar cambiar una y otra vez, o puedes darte cuenta de que para cambiar tan solo tienes que dejar de repetir las mismas cosas. Y así,  sentado frente al ordenador sabrás que puedes llegar a tener una vida mejor si respetas dos principios: Dar solo cuando se te pida y pedir solo cuando lo necesites.  Es la ley del equilibrio. 

Escribir comentario

Comentarios: 0

 Pedro Pablo Salvador Hernández · Callejón de Menores, 6 · 45001 · Toledo · 648180259 · ppsalvador@me.com