QUEJAS

 

 

Últimamente observo 

que tu lenguaje 

se ha poblado de quejas:

sobre la política rastrera,

sobre la economía asfixiante,

sobre el trabajo complicado,

sobre la salud inalcanzable,

sobre la vida,

al fin y al cabo.

 

Íntimamente siento 

una frustración agitante,

una incomodidad sincera, 

un malestar interno y

un nerviosismo extraño

como consecuencia 

de ese enorme bosque de quejas 

que ensombrece tu vida.

 

Sinceramente,

Necesito y persigo

una tranquilidad desértica,

una serenidad de ultramar.

Algo así como

una comprensión 

y un apoyo sincero

 

 

Empáticamente,

te pido

que hagas cosas en vez de enrocarte en la dificultad

que pienses que todo lleva un esfuerzo

que entiendas la vida recompensa a los que no se rinden

y te sugiero que te entregues

con pasión a tus sueños

porque la queja solo conduce al dolor.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

 Pedro Pablo Salvador Hernández · Callejón de Menores, 6 · 45001 · Toledo · 648180259 · ppsalvador@me.com